Cotesa lanza un nuevo sistema basado en inteligencia artificial para detectar el amianto mediante imágenes de satélite de muy alta resolución, que ya se aplica en Madrid

Imagen de satélite de muy alta resolución en la que se localizan las cubiertas de los edificios con amianto, gracias a la solución tecnológica desarrollada por Cotesa.

La compañía tecnológica de Grupo Tecopy, Cotesa, acaba de lanzar una innovadora propuesta mediante teledetección e Inteligencia Artificial para la localización y control de cubiertas de amianto, en colaboración con el Departamento de Cartografía e Información Urbana del Ayuntamiento de Madrid.

El trabajo realizado hasta ahora, que se enmarca en el contrato de teledetección firmado con la Subdirección General de Innovación e Información Urbana del Ayuntamiento de Madrid, ha puesto de manifiesto que logra una precisión superior al 95%, además de reducir significativamente los costes con respecto a los métodos tradicionales, como la inspección presencial o los vuelos aéreos.

Es por lo tanto una solución innovadora, que permite la localización de un material potencialmente contaminante sin riesgo alguno para los operarios, ya que la tecnología utilizada no requiere su presencia en la zona de evaluación.

Para el desarrollo de este proyecto, el área de Análisis Geoespacial y Observación de la Tierra (AGEO) de Cotesa ha generado un algoritmo que permite localizar el amianto ubicado en los tejados de los inmuebles mediante el empleo de imágenes satelitales de muy alta resolución espacial (VHR).

La nueva normativa

Se trata de una solución que facilita a los ayuntamientos el cumplimiento de la nueva normativa en materia de residuos y suelos contaminados (Ley 7/2022 de 8 de abril), que en su disposición adicional decimocuarta establece un plazo de un año desde su entrada en vigor para que “los ayuntamientos elaboren un censo de instalaciones y emplazamientos con amianto, incluyendo un calendario que planifique su retirada”; una información que debe tener carácter público.

La nueva ley, que atribuye a su vez la labor de inspección a las comunidades autónomas, determina que “las instalaciones o emplazamientos de carácter público con mayor riesgo deberán estar gestionadas antes de 2028”.

Y el objetivo último es que la Unión Europea pueda ser declarada ‘libre de amianto’ en el año 2033, según señala la directiva europea.

Inteligencia artificial

El algoritmo diseñado por Cotesa para la localización del amianto está basado en inteligencia artificial, desarrollado dentro de un entorno R y Python; tiene como inputs áreas de entrenamiento para cada clase a clasificar e imágenes satelitales de muy alta y alta resolución espacial.

Para su desarrollo, se han generado áreas de entrenamiento y se ha procedido al análisis radiométrico de cubiertas. Con un entrenamiento adecuado del algoritmo y la necesaria fotointerpretación posterior, en la que se cruzan los datos con los de edificios anteriores a 2002, se logra detectar aquellas cubiertas y tejados susceptibles de contar con amianto en su composición.

No existiendo un inventario real de amianto, una de las principales carencias en este caso es la falta de datos de entrenamiento suficientes para alimentar los modelos. Sin embargo, esta herramienta ya ha sido validada con una revisión de campo en una zona de más de 20 kilómetros cuadrados, obteniendo una precisión en la detección por encima del 95%.

En todo caso, el propósito de Cotesa es elevar aún más este porcentaje. De hecho, Grupo Tecopy ya trabaja en la mejora de estos algoritmos, en el marco del proyecto ‘Metamianto. Investigación para el desarrollo de un nuevo servicio de identificación y localización de amianto por teledetección con plataforma colaborativa’. Una iniciativa cofinanciada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, en la que también participan: Aeice (Clúster de Hábitat Eficiente), el Instituto de la Construcción de Castilla y León (ICCL), el Grupo Labore, Reciclados Sostenibles (Recso) y la empresa Atres Marketing.